Hallada sin vida enfermera en Coro y sus hijos piden intervención de Tarek William Saab

10
enfermera sin vida

Aida Belén Pereira Goitía, enfermera de 67 años que fue reportada desaparecida el pasado 12 de junio y hallada sin vida el pasado 14 de junio. La muerte aún sigue causando conmoción.

Tras conocer los resultados de la autopsia que daba como causa de muerte un infarto, familiares y vecinos de la sexagenaria han pedido y exigido la intervención del Fiscal General, Tarek William Saab; según reseña El Pitazo.

A través de videos en Whatsapp e Instagram, su hijo; Leonardo Jesús Irausquín Pereira, hizo formal la solicitud y aseguró que se encontraba en la búsqueda de su madre un día después de formular la denuncia ante los cuerpos policiales; cuando la desaparición era notoria, y no tenían ningún contacto con ella después de ir a vacunarse contra el COVID-19 en el hospital de Coro.

Desaparecida y hallada sin vida enfermera

«La conseguimos en una zona enmontada que no está en el camino que la gente transita normalmente, detrás de tres o cuatro cerros de tierra de esos que dejan los camiones volteo que descargan escombros. Allí encontramos el cuerpo de mi mamá en condiciones deplorables»; dijo Irausquín Pereira.

A pesar de que el informe da como causa de muerte un infarto, para su hijo la duda aún persiste. Semidesnuda, sin zapatos y a una distancia retirada del camino transitable, así fue localizada sin vida, indica El Pitazo.

«¿Por qué mi madre estaba en esas condiciones? Nadie se quita la ropa cuando cree que le va a dar un infarto», se preguntó.

A pesar de que el informe continúa como un infarto, su hija, Loneida Irausquin Pereira lo desmiente y asegura que lo que dice el funcionario policial Morales Miranda, es mentira.

«Es mentira. ¿Por qué ocultan la injusticia ¡Dios! A mi mamá la encontraron golpeada, desnuda, dentro de un monte. Me la mataron, que se haga justicia. Eso no es así, no, a mi mamá la mataron. ¿Por qué ocultan la verdad, por qué?»; indicó  Loneida.

CICPC realiza investigaciones 

El Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) optó por ir tras la pista por donde se supone que caminó la enfermera fallecida. Sin embargo, el abogado penalista, César Curiel; consideró que lo declarado por Morales Miranda, en su calidad de funcionario policial, viola el Código Orgánico Procesal Penal; que establece el secreto en la fase de investigación para terceros y prohíbe a la policía dar declaraciones sobre la misma.

Aún continúan y persisten las interrogantes, mientras tanto, el abogado expresó que se debe conocer dónde y en poder de quién encontraron el celular que portaba Aida y si el infarto fue provocado súbitamente o por circunstancia atenuantes; como tortura física o psicológica.

Fuente: caraotadigital.net