Vence el tiempo de asociación entre Iberia y Air Europa

96
vence negociación entre Ibera y Air Europa

Iberia y Air Europa vence el tiempo de asociación que se habían marcado. Las compañías se habían dado hasta finales de enero para llegar a un nuevo acuerdo, tras romper a mediados de diciembre el que tenían, pero el periodo se agota hoy sin que se cierre la operación.

La negociación de Air Europa por parte de Iberia se notifico hace más de dos años, pero a medida que pasa el tiempo la negociación se complica más y las propias partes han reconocido que se van reduciendo las opciones de que salga adelante.

El propio presidente de Globalia, grupo dueño de Air Europa, Juan José Hidalgo, señaló la semana pasada a la agencia Efe que el grupo puede sacar adelante la aerolínea en solitario y que no la va a vender a cualquier precio.

En realidad el precio es solo uno de los elementos de discusión. La compra se anunció en noviembre de 2019, pero estalló la crisis sanitaria y a partir de ahí todo han sido dificultades: el desplome del tráfico aéreo provocado por el COVID, hizo que el Gobierno tuviera que rescatar Air Europa para evitar su quiebra al tiempo que Iberia renegociaba el precio inicial (de 1.000 millones a 500) al considerar que la aerolínea ya no vale lo mismo.

Iberia y Air Europa vence el tiempo de su asociación

A esto se unen las exigencias de las autoridades de Competencia (que busca que la operación no limite las opciones para el consumidor, pues Air Europa e Iberia comparten rutas a Latinoamérica), y del Gobierno, que como inyectó dinero público a Air Europa ha pasado a tener también voz en la negociación y, de hecho, no descarta entrar en el capital.

Relevante

Iberia siempre ha insistido en el interés estratégico de esta unión, que busca convertir el aeropuerto de Madrid Barajas un gran hub o centro de conexiones internacional, al nivel de los grandes de Europa, como son el Charles de Gaulle, en París; Heathrow, en Londres; o Schipol, en Ámsterdam.

Air Europa queda comprometida 

A este interés se une ahora la preocupación por el futuro de Air Europa, al vencer este tiempo, queda comprometido si no logra el acuerdo. Con cerca de 4.000 trabajadores, recibió 475 millones del fondo de rescate de la Sepi, y también pidió un crédito ICO, por lo que la deuda a cargo de las arcas públicas supera los 600 millones.

La negociación parece una madeja en la que es difícil conciliar los intereses de cada una de las partes, como ha reconocido en alguna ocasión el propio consejero delegado de IAG, grupo dueño de Iberia, Luis Gallego.

Por un lado está Iberia, que quiere comprar al precio más bajo posible y con la mínima intervención posible por parte del Gobierno en la posterior gestión de Air Europa. El Estado podría entrar en el capital de la aerolínea, dado que le inyectó dinero público. El Gobierno siempre ha insistido en que no va a dejar caer la compañía, en caso de que finalmente no se produzca la operación.

“Nasar