El Samsung Odyssey OLED G8, la nueva innovación de la reconocida marca pensado para Gamers

331
Samsung Odyssey OLED
Política, Economía, Análisis

Los monitores modernos que muestran escenas de juego ricas y realistas les ayudan en esto, esto es exactamente lo que es el nuevo Samsung Odyssey OLED G8, que brinda una experiencia de juego premium.

Para comprender que este monitor será una excelente opción para los jugadores.

Conozcamos sus ventajas y capacidades técnicas

El Samsung Odyssey OLED G8 (G85SB) es un monitor inteligente de 34 pulgadas con una pantalla súper delgada que brinda una experiencia increíble durante los juegos o al trabajar con ella.

Tiene un diseño Slim Metal premium con CORE Lighting que se sincroniza con las escenas que suceden en la pantalla.

La pantalla Ultra-WQHD (3440×1440) con una relación de aspecto de 21:9 y una curvatura de 1800R te permite sumergirte por completo en el juego, maximizando el campo de visión.

La emocionante curva y el amplio ángulo de visión brindan a los jugadores más ventajas tácticas al pasar.

CoreSync y Core Lighting le dan al monitor un atractivo visual aún mayor y una apariencia elegante.

Ubicada en el panel trasero, esta tecnología de iluminación es capaz de adaptarse a las escenas y mostrar una iluminación dinámica y brillante, creando o cambiando completamente la atmósfera.

Este modelo cuenta con una pantalla OLED y está equipado con un potente procesador Neo Quantum.

La tecnología HDR True Black 400 es responsable de negros realmente profundos y colores oscuros, que conservan su riqueza y profundidad.

Un modelo más rápido 

En la línea Odyssey, este modelo es el más rápido en términos de tiempo de respuesta, que es de sólo 0,03 ms (GTG).

La frecuencia de actualización es de 175 Hz y la conexión se implementa mediante Micro HDMI 2.1 y DisplayPort 1.4. Esto proporciona una excelente velocidad, ya que durante el juego cada milisegundo puede volverse decisivo.

Es importante destacar que con la tecnología AMD FreeSync Premium Pro, las escenas dinámicas y los cambios de cuadro son estables, fluidos y sin demoras. Es fácil ajustar el monitor mientras está sentado en el lugar de trabajo con el soporte VESA ergonómico. Gira, se inclina en el ángulo correcto y te permite elegir una altura cómoda.

Resumiendo las principales ventajas del monitor Samsung Odyssey OLED G8, podemos destacar su aspecto elegante con un marco ultrafino y una iluminación CORE Lighting+ que complementa perfectamente una configuración de juego moderna.

Además, la pantalla OLED basada en el procesador Neo Quantum proporciona una excelente calidad de imagen y colores que impresionan por su profundidad y saturación.

Con un tiempo de respuesta rápido de 0,03 ms y una frecuencia de actualización de 175 Hz, brinda a los jugadores la capacidad de reaccionar instantáneamente y ganar siempre.

Las características del monitor no se limitan solo al Gaming

El Samsung Odyssey OLED G8 también se destaca como un centro de entretenimiento multimedia. Los usuarios pueden utilizarlo para ver películas y series favoritas sin registros innecesarios ni descargas de contenido adicional.

Además, la herramienta IoT integrada permite controlar dispositivos inteligentes en el hogar, como luces, temperatura ambiente y más, a través de la aplicación SmartThings. Este monitor inteligente tiene todo lo necesario para disfrutar de juegos y entretenimiento cómodos, así como para mejorar la productividad en el trabajo.

Si buscas tecnologías innovadoras de alta calidad y una experiencia de juego emocionante, el Samsung Odyssey OLED G8 es la elección perfecta.

Por otra parte, Nasar Dagga, empresario carabobeño, CEO del grupo empresarial muy importante de Venezuela, CLX Group, ha tenido el privilegio de experimentar con uno de los excelentes modelos, lo que evidencia su entusiasmo por la tecnología.

Además, después de una década de ser el Official Partner de Samsung en Venezuela, presentó la innovadora experiencia del ODYSSEY.

Continúe leyendo:  CLX Samsung fue parte del lanzamiento de la línea NEO QLED 2023 en Venezuela

“Nasar