El panorama político de la crisis en Venezuela

0
165
crisis en Venezuela - cmide

Los vientos que soplan no ofrecen una perspectiva exactamente predecible para el porvenir político de la nación. La crisis en Venezuela se ve como una bruma que está hecha de todas las categorías; de deficiencias y dificultades que pueden asediar a una sociedad.

El protagonismo político hoy lo pueden representar las dos figuras de las que preceden distintos tipos de autoridad; desde la cúpula del estado, Nicolás Maduro contiene las decisiones administrativas; y en la otra esquina, Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional; quien contiene el liderazgo con el que se dirige en contra del gobierno de Maduro.

Ambos representantes de la dirección política venezolana, juegan sus propios papeles y cuentan con el soporte de distintas instancias. A Guaidó, siendo reconocido por más de 50 países democráticos, alrededor del mundo. 

Un apoyo popular aparentemente ventajoso; aún hace frente a una batalla intrincada con Maduro; y este último, pese al drama del que es responsable, parece que aún tiene por donde respirar.

Para poder calcular qué es lo que puede terminar por suceder con la crisis en Venezuela; es necesario comprender las circunstancias y el entorno; dentro y fuera del país.

Las circunstancias son, para cualquier venezolano; una tortuosa desesperación a la cual nunca se termina de acostumbrar. Y aceptar lo que venga de afuera, se considera mejor posibilidad de lo que ya se tiene (o no se tiene, mayormente).

crisis en Venezuela - cmide

Las acciones políticas

Por eso, lo que se tiene de expectativa; como las acciones políticas en las que puedan incurrir la comunidad internacional sobre la crisis en Venezuela; resulta causa de ligeras tranquilidades para el venezolano apabullado por la desilusión.

Más aún así ¿será sensato confiar en lo que dice este o el aquel? Tener en cuenta los intereses de los demás actores, es prever en cierto modo las intenciones de estos. Instancias como Estados Unidos; desde que demostraron su apoyo a Guaidó; ametrallan a los altos funcionarios del gobierno de Maduro con sanciones económicas frecuentemente.

Desde Rusia, o China, el gobierno socialista, aún puede ver las luces de lo que se presume es un vestigio de amistad por La crisis en Venezuela; (por no decir que es por puro interés que se mantienen encendidas las luces).

Y aunque un lado político sopesa al otro; desde el Norte con “todo encima de la mesa”, desde el oriente con su “no injerencia”; desde las ramas la ONU gimotea “democracia”, por Miraflores las paredes dicen “paz” con pólvora; y desde el palacio legislativo “vamos bien”… cuesta creer en que la probabilidad apunte hacia algo preciso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here