Comisión Europea endurece regulaciones para las operaciones con Bitcoin

29
operaciones con Bitcoin

La Comisión Europea está proponiendo un ajuste regulatorio para que todas las operaciones con bitcoin (BTC) y otras criptomonedas no solo sean rastreables, sino que también sean identificables con datos de los usuarios.

Además, el organismo está empujando para que todos los proveedores de activos digitales apliquen la denominada «regla de viaje» a las operaciones.

La «regla de viaje» consiste en que todas las operaciones que superen un monto establecido, por ejemplo 1.000 euros, deben registrar los datos de quien envía y recibe los fondos. Esta información debe contener: nombres y apellidos, monto y fecha de la operación, dirección física de ambos participantes, fecha de nacimiento y número de cuentas asociadas, todo como un control KYC o de «Conoce a tu cliente».

En este caso, los exchanges en todas sus modalidades ya sean centralizados, descentralizados, servicios de custodia o plataformas P2P deben cumplir con la regulación. La Comisión Europea endurecería las medidas con la premisa de luchar contra el lavado de dinero y el financiamiento al terrorismo (AML/CFT).

«En la actualidad, solo algunas categorías de proveedores de servicios de criptoactivos están incluidas en el ámbito de aplicación de las normas AML/CFT de la Unión Europea. La reforma propuesta ampliará estas normas a todo el sector de las criptomonedas, obligando a todos los proveedores de servicios a aplicar la diligencia debida a sus clientes», indicó la comisión.

Regulación más estricta sobre operaciones con Bitcoin

El ajuste legislativo que intenta establecer la organización sigue los lineamientos dispuestos por el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI).

Esta organización ha emitido en el pasado sugerencias para que los países y otras instituciones establezcan regulaciones más estrictas en relación con el ecosistema bitcoiner, un hecho reportado por CriptoNoticias.

Según la Comisión Europea, la puesta en marcha de una legislación de este tipo «garantizará la plena trazabilidad» de las transacciones con criptomonedas. En esta misma línea regulatoria, la comisión también quiere que se prohíban los monederos anónimos de criptomonedas.

Sobre este punto las autoridades lo que buscarían es que, si una persona va a realizar un retiro de un exchange, por ejemplo, el usuario debe suministrar previamente la dirección a la que van destinados los fondos. Es decir, cada operador solo podría retirar fondos a las direcciones suministradas y no a cualquier dirección de BTC.

Es importante mencionar que la trazabilidad de las operaciones con bitcoin, por ejemplo, es una de las características por naturaleza de su red. Por lo tanto, cualquier persona, entidad u órgano regulador puede hacer seguimiento a las operaciones de sus usuarios.

En definitiva, ahora el Parlamento Europeo y los estados miembros de la unión son los que determinarán si la legislación procede o es desechada. En todo caso, las deliberaciones y una posible adopción de la propuesta podrían extenderse por dos años.