Momento más peligroso de la pandemia para los niños

48
pandemia

Los estudiantes que regresen al salón de clases para el nuevo año escolar se enfrentarán a uno de los momentos más peligrosos de la pandemia para los niños. Además los funcionarios tendrán que considerar muchas medidas para mantenerlos a salvo del covid-19; según dijo una experta.

«Tenemos la variante delta más contagiosa, tenemos nuevas olas y muchos adultos que bajan la guardia, no usan mascarillas, no se vacunan», dijo la Dra. Leana Wen a Wolf Blitzer de CNN el martes. «Eso está contribuyendo a este entorno realmente peligroso para los niños».

La buena noticia es que las tasas de vacunación están aumentando en EE.UU. por primera vez desde junio, más de 500.000 personas en promedio están iniciando su vacunación cada día, según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. (CDC). Los expertos en salud dicen que las vacunas son un paso importante para ralentizar o detener la propagación del virus y la variante delta más transmisible.

Pero los niños menores de 12 años todavía no son elegibles para las vacunas, y para los recién vacunados, se necesitan aproximadamente seis semanas desde la primera dosis para que surtan efecto, por lo cual muchos niños aún podrían ser vulnerables cuando comiencen el nuevo año escolar.

«Mis preocupaciones son profundas y estoy muy preocupado», dijo el presidente Joe Biden cuando se le preguntó sobre los niños en edad escolar que regresaban al aula y si las escuelas no podrían permanecer abiertas. «También entiendo que la razón por la que los niños se infectan es porque, en la mayoría de los casos, viven en estados y comunidades con bajas tasas de vacunación y lo contraen de adultos no vacunados. Eso es lo que está sucediendo. Así que mi petición para quienes no están vacunados es: piénsenlo.»

El tiempo corre para autorizar las vacunas para niños durante la pandemia, dice un experto

Actualmente, las vacunas de covid-19 solo están autorizadas para personas mayores de 12 años, pero muchos expertos y funcionarios han pedido que los esfuerzos para aprobar las vacunas para niños más pequeños se aceleren antes de que más niños estén infectados.

«Creo que el tiempo corre. A medida que avanzamos hacia fines del otoño y principios del invierno, uno quiere una vacuna para niños pequeños», dijo a Erica Hill de CNN el Dr. Paul Offit, asesor de vacunas de la Administración de Medicamentos y Alimentos de EE.UU. (FDA). «Ciertamente espero que tengamos una para entonces, porque los niños la necesitan».

La FDA comprende el impacto en la salud pública de tener una vacuna para niños pequeños, pero quiere ver los datos necesarios antes de tomar una decisión, dijo Offit, director del Centro de Educación sobre Vacunas del Hospital de Niños de Filadelfia.

Mientras tanto, Offit señaló que los niños que aún son demasiado pequeños para recibir la vacuna dependen de los adultos y adolescentes elegibles que los rodean para ayudar a protegerlos vacunándose, lo que muchos aún no han hecho.

«Creo que como adultos, realmente hemos decepcionado a nuestros hijos aquí», dijo Offit.

Antes del nuevo año escolar, los mandatos están en debate

Hasta que se puedan aplicar las vacunas a los niños más pequeños, algunos funcionarios esperan que las mascarillas ayuden a disminuir la propagación del virus.

En Kentucky, el gobernador Andy Beshear anunció el martes que se requerirán máscaras en las escuelas K-12, prekínder y guarderías.

«Hemos llegado al punto en que no podemos permitir que nuestros hijos entren a estos edificios sin protección, sin vacunar y enfrenten esta variante delta», dijo Beshear. «Entonces, voy a tener el coraje de hacer lo que sé que es correcto para proteger a nuestros niños».

En Illinois, el gobernador JB Pritzker comparó el cumplimiento de los mandatos de uso de máscaras con las escuelas que imponen un código de vestimenta.

Cuando se le preguntó qué deberían hacer las escuelas cuando los estudiantes no usan máscaras, Pritzker dijo: «Bueno, los distritos escolares han estado haciendo cumplir los códigos de vestimenta durante muchos, muchos años, por lo que se espera que simplemente hagan lo mismo que han estado haciendo literalmente durante décadas «.

Sin embargo, el gobernador de Florida, Ron DeSantis, emitió un decreto el mes pasado que les prohíbe a los distritos escolares exigir el uso de máscaras, una medida que el exasesor de covid-19 de la Casa Blanca, Andy Slavitt, dijo que es peligrosa.

«Cuando los distritos escolares intentan hacer lo correcto y él los anula, ambos anulan los principios conservadores de control local, pero lo que es más importante, ponen a los niños en un riesgo real».

El estado ya está sufriendo el aumento de casos de covid-19. En los últimos días, el gobierno federal ha enviado 200 ventiladores a Florida, ya que el estado tiene algunas de las tasas de hospitalización per cápita más altas de EE.UU., confirmó un funcionario de la administración de salud.

Impactos que se sienten en los hospitales de todo el país

Los impactos de la propagación de la variante se pueden ver en los hospitales alrededor de EE.UU.

En el Children’s Hospital New Orleans, 18 niños están hospitalizados con covid-19 y seis están en la UCI pediátrica. La cantidad de niños que luchan contra la enfermedad no se parece a nada que haya visto el hospital en cualquier otro momento de la pandemia, dijo la enfermera Kendal Jaffe a Nick Valencia de CNN.

«Durante el último año, no habíamos visto tantos niños contraer la enfermedad pulmonar aguda de covid como lo estamos viendo ahora», dijo. «La variante delta definitivamente los está golpeando mucho más fuerte, mucho más rápido de lo que habíamos visto en el pasado».

Un paciente, Nelson, de 17 años, tiene dificultades para respirar y sus padres pensaron que iba a morir cuando lo trajeron. En otra parte del hospital, una niña que ni siquiera ha celebrado su segundo cumpleaños está en la UCI.

Los profesionales de la salud que tratan a adultos también están sintiendo la presión.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de Carolina del Norte anunció el martes que el estado había experimentado su mayor pico en un solo día en las admisiones a la UCI desde el comienzo de la pandemia, y que las hospitalizaciones semanales por covid-19 entre personas de 20 a 49 años están ahora en un récord histórico.

El gobernador de Arkansas, Asa Hutchinson, dijo el martes que los hospitales del estado están bajo presión.

«Sigo buscando un punto de quiebre en el que podríamos empezar a bajar de nuevo, y aunque ha habido algunas predicciones nacionales al respecto, todavía no lo vemos en los datos. Puede ver que seguimos aumentando, semana tras semana, en nuestros casos», dijo.

Fuente: cnnespanol.cnn.com