Bruselas multa a BMW y Volkswagen con 875 millones por formar un cártel de emisiones

37
Bruselas multa a BMW y Volkswagen

La Comisión Europea (CE) ha impuesto una multa de 875 millones de euros a los fabricantes de coches alemanes BMW y grupo Volkswagen, que manufactura también las marcas Audi y Porsche, por participar durante cinco años en un cártel para evitar competir entre sí en las tecnologías de reducción de emisiones contaminantes.

Bruselas multa a BMW y Volkswagen

El grupo Volkswagen tendrá que pagar 502,362 millones de euros y BMW 372,827 millones, mientras que el también alemán Daimler se ha librado de la sanción pese a participar en el cártel, por revelar la existencia del mismo al Ejecutivo comunitario.

«Los cinco fabricantes de coches Daimler, BMW, Volkswagen, Audi y Porsche tenían la tecnología para reducir las emisiones perjudiciales más allá de lo que requieren legalmente los estándares de emisiones de la Unión Europea. Pero evitaron competir en el uso de todo el potencial de esta tecnología para limpiar mejor de lo que exige la ley», dijo en un comunicado la vicepresidenta comunitaria y responsable de Competencia, Margrethe Vestager.

En concreto, estas empresas colaboraron entre junio de 2009 y octubre de 2014 intercambiando información sobre sus tecnologías para limpiar las emisiones contaminantes de óxido de nitrógeno, lo que en última instancia limitó el desarrollo técnico de estas soluciones, infringiendo así las normas de Competencia europeas.

Se trata de la primera decisión comunitaria que sanciona un cártel basándose únicamente en la restricción del desarrollo técnico y no por fijar precios, repartirse el mercado o los consumidores.

Los cinco fabricantes mantuvieron reuniones técnicas para discutir el desarrollo de la tecnología de reducción catalítica selectiva, que elimina las emisiones de este óxido de nitrógeno (NOx) de los coches de pasajeros diésel a través de la inyección de urea (también llamada «AdBlue») en la corriente del gas de escape.

Durante estas reuniones, que se prolongaron cinco años, las empresas se confabularon para evitar competir para eliminar estas emisiones mejor de lo que exige la legislación europea, a pesar de que la tecnología para ello estaba disponible, explicó la Comisión.

En concreto, Daimler, BMW y Vokswagen llegaron a un acuerdo sobre el tamaño y rango de los depósitos de AdBlue y a un «entendimiento común» sobre la media estimada de consumo de este producto, al tiempo que intercambiaron información comercialmente sensible sobre estos elementos.

Por lo tanto, dice la Comisión, eliminaron cualquier incertidumbre sobre su futura conducta en el mercado de eliminación de emisiones de NOx más allá de los requisitos legales y sobre los rangos de recarga de AdBlue.

«Esto significa que limitaron la competencia en características del producto relevantes para los consumidores«, explicó el Ejecutivo comunitario, subrayando que esta conducta viola las normas comunitarias por limitar el desarrollo tecnológico.

Vestager señaló que la decisión de hoy es un ejemplo de cómo la «legítima cooperación técnica» entre empresas «funcionó mal» y destacó que Bruselas «no dudará en actuar frente a todas las formas de cártel que pongan en peligro» los objetivos climáticos de la UE.

Todas las empresas reconocieron su participación en el cártel y llegaron a un acuerdo con la Comisión para cerrar el caso, por lo que se aplicaron reducciones a la cuantía de la multa, del 10 % en el caso de BMW y del 45 % en el del grupo Vokswagen, que además cooperó en la investigación. También se tuvo en cuenta que se trata de la primera decisión de este tipo.

Daimler se libró de la sanción, que hubiera ascendido a 727 millones, por revelar el cártel.

Puedes seguir leyendo: Autoridades de Cabo Verde impidieron entrada al médico de Alex Saab